Sign in / Join

Jumi, coleccionista de historias

Luis Miguel Lozano (Jumi) es uno de los tres mayores coleccionistas de zapatillas de Europa. Durante un tiempo trabajó como profesor en un circo. Eso le permitió conocer cada pueblo de España, y de ahí vienen muchas de sus historias. Con quince años tenía que convencer a su madre para que le comprara unas Air Max. Diez años después, estaba intentando convencer a un abuelo para que le dejara ver el almacén de una tienda de deportes abandonada. En una de esas intrusiones, un señor le dio un minuto de reloj para llevarse todas las zapatillas que pudiera cargar en los brazos. Otro de esos almacenes antiguos incluso le provocó un desmayo. Lo suyo es la búsqueda de zapatillas marcadas en pesetas y de tiendas con aros olímpicos como elemento de decoración.

jumi 5
¿Cuándo comenzaste a coleccionar sneakers?

La leyenda de “Jumi” comienza exactamente en el mismo punto que la de cualquier chaval de los ochenta, con los intentos por convencer a tu madre para que te comprara unas Air Max. Una vez conseguido y celebrado, llegaban las horas bajas. Sabías que no tendrías unas zapatillas nuevas hasta el año siguiente. El recurso fácil era intercambiar las zapatillas con los amigos.

Por aquel entonces, no existía un concepto cercano al coleccionismo. Puede que hubiera algún caso aislado de alguien con 6 pares de zapatillas colocadas en una estantería sobre la cama, pero en tiempos de la fotografía analógica gastar un carrete en retratar zapatillas sonaba demasiado extraño, hasta para alguien como nosotros. El verdadero coleccionismo, al menos en Europa, comenzó en los noventa. Sin eBay, sin redes sociales y sin acceso masivo a internet, el primer paso era contactar con aquellos que tuvieron las zapatillas más deseadas. El siguiente, las tiendas antiguas.

Hay zapatillas en la actualidad que molan mucho y que dentro de 20 años nadie va a recordar, así que yo intento mantener esos futuros clásicos. Busco las sneakers que me gustan y también las que tuvieron repercusión. Un ejemplo, no puedo decir si me gustaba o no una Oregon Waffle porque ni había nacido en esa fecha. Pero puedo saber si era relevante en su época o si tiene sentido dentro de una colección. No me valen los listados de zapatillas que se quedan en ser bonitas o valer tanto dinero. Una zapatilla sola no te dice nada, tienes que situarla en el tiempo.

oregon waffle DSC_0083

¿Cómo han cambiado las redes sociales el modo de conseguir zapatillas?

En realidad el mercado es muy cerrado, solo se aprecian y por lo tanto se han encarecido algunos modelos, los que se ponen de moda. Es lo que llamo el coleccionista de Editorial. Las marcas dicen: vas a coleccionar lo que yo he preparado y tu colección será exactamente igual que la del resto. En la actualidad, hay algo así en el mundo de las zapatillas porque la gente se vuelve loca por modelos que se están reeditando y olvida el resto. Esta tendencia se aleja de mis objetivos. Yo quiero zapatillas que tengan un motivo y trato de tener una línea cronológica para ver cómo ha evolucionado el marketing y el diseño.

Por eso no me siento coleccionista, o al menos no solo eso. Ahora hay una obsesión porque el producto se pueda usar, algo que no tiene relación con su historia. El ejemplo perfecto es la Nike Target, era una zapatilla segundona pero ahora está muy valorada. Era un modelo de gama media que estaba diseñada para durar, por lo que ahora se puede seguir poniendo 25 años después. Pero no hay nada más allá.

Un coleccionista, al fin y al cabo, el único mérito que tiene es acumular zapatillas, no es alguien que esté implicado en el proceso de creación, no eres nada por ti mismo sino por lo que tienes. Cuando cuelgo una foto a mi cuenta de twitter (@luisjumiguel) y alguien alaba una de mis zapatillas, nunca doy las gracias porque no es una cualidad mía, puedes darle las gracias al que las hizo, pero no a mí. Como mucho, me pueden agradecer que las conserve.

jumi 2

En Jumi hay una voluntad de hacer durar momentos. ¿Cómo ves el presente en el mundo sneaker?

Lo que están consiguiendo las marcas es que volvamos a tener una cultura de base, que no se trate de un grupo que sabe de un tema. Ahora son los chavales de 13 años los que hablan de Huarache, Air Max 90, Stan Smith o Superstar. Hubo un tiempo en el que se había mitificado la historia, llevábamos unas zapatillas por moda, porque era lo que se llevaba. Antes la tendencia la creaban los deportistas y ahora la crean tanto los deportistas como las celebridades, modelos o actores, pero es solo eso, una moda.

¿Aún pueden encontrarse zapatillas en tiendas antiguas?

Hay posibilidades de encontrar zapatillas curiosas en antiguas tiendas de deporte. Y si consigues ganarte la confianza, seguro que te llevas unas cuantas historias. Porque de eso se trata, de coleccionar historias.

Deja una respuesta