Preciosos Perdedores

Post by Kike Marina

“Beautiful Losers” es el nombre de una canción de Bob Seger y de una celebrada novela experimental de un canadiense que terminó siendo reconocido por su voz, Leonard Cohen.

Hace algunos años, una serie de artistas se reunieron bajo el nombre de Beautiful Losers. Estos artistas llegaban del skate, el hip hop o cualquier cosa que viniera de la calle. Trabajaban en la música, la ilustración o sencillamente, las imágenes. Ellos ya hacían arte callejero cuando nadie lo llamaba arte.

Los miembros de este grupo crecieron viendo las obras de Keith Haring y Jean Michel Basquiat, dos artistas con una curiosa relación con las zapatillas. Mirar las zapatillas que llevaba Keith Haring es crear un histórico de las mejores zapatillas de los ochenta. Basquiat dio un paso más e incluyó algunas zapatillas Nike en obras suyas, junto a Muhammad Ali, Sugar Ray Robinson o Miles Davis. Las zapatillas eran un elemento más de la cultura negra que Basquiat reflejaba. Haring y Basquiat tuvieron, años después de su muerte, sus propias colaboraciones con Reebok.

Era inevitable que los seguidores de una pandilla de inadaptados y “preciosos perdedores” también quisieran comprar sus zapatillas, un material usado como herramienta y como lienzo para la mayoría de ellos. Nike lo aprovechó para lanzar su propia versión de sneakers y una serie de talleres con algunos de aquellos artistas. Fue la primera marca en servirse de aquellos que siempre habían mirado a las zapatillas como un modo de entender el arte.

Dondi; uno de los nombres con los que firmaba un italoafroamericano “born and raised” en Brooklyn que a finales de los 70 se atrevía a pintar trenes y más tarde a llevar su arte hasta los museos. Diseñó la portada para el escarceo Hip Hop de Malcolm McLaren, hizo de doble de Lee Quiñones en el seminal film Wild Style y se convirtió en el sujeto más fotografiado por Martha Cooper. Fallecido en 1988 de SIDA, la fundación que lleva su nombre ha colaborado con Converse para recuperar su memoria.

Craig Stecyk es uno de los veteranos. Nacido en los 50 en California, pasó por la cultura surf que derivó en el skate de los Z Boys y está considerado como uno de los cronistas de la cultura del patín. Algunas de sus obras están irremediablemente unidas a Vans aunque en los últimos años ha lanzado alguna de las zapatillas más creativas junto a Nike y Jordan.

craig stecyk NIke_SB_Air_Jordan1_profile_original

Barry McGee comenzó pintando calles bajo el nombre Twist, pero en los últimos años se ha dedicado a hacer murales e intervenciones con autómatas elegantemente calzados. Su punto de encuentro con las zapatillas llegó bajo petición de adidas. Su Y1 en colaboración con HUF revolucionó a la comunidad asiática por incluir una caricatura en la lengüeta. En realidad el que aparecía en la lengüeta era el propio McGee, de ascendencia asiática.

Barry-Moore-BAM-Brooklyn-Mural-AM-01

Ed Templeton. Otro californiano más que descubrió el skate y se vio, con 18 años, recorriendo el mundo como pro. Pasó de protagonizar vídeos a dirigirlos y de ahí a tener su propia colaboración con Emerica, a través de su propia marca Toy Machine.

maxresdefault_1

ESPO es el nombre que aparecía a tamaño gigante en Nueva York y Filadelfia. Su estilo, letras tan grandes que pasaban desapercibidas para la policía y para la mayoría de los transeúntes que veían a Stephen Powers con un mono de pintor y trabajando sobre un andamio. La imagen no era la de un grafitero al uso, pero le sirvió para darle nombre: Exterior Surface Painting Outreach, ESPO. Suyas eran unas Air Force II transparentes de 2004, que una década después serían imitadas por ediciones masivas. El irónico amor de ESPO por las zapatillas quedó reflejado en uno de sus murales en Brooklyn, en el que podía leerse “All I Need Is You and new shoes”.

_SAM6122

Futura 2000, de las calles a las galerías pasando por las portadas de discos de The Clash. Pionero en enlazar graffiti y abstracción, sus Nike SB Dunk FLOM con billetes de todo el mundo o las Dunk basadas en sus trabajos para UNKLE están entre las zapatillas más buscadas, deseadas y pagadas de la historia. En los últimos años ha recuperado su pasión primigenia por Converse.

xghetto-futura-666-chill-go-1-540x359

Geoff Mcfetridge graba vídeos para The Whitest Boy Alive o The Avalanches, diseña para Xlarge, dirigió Grand Royal y sus exhibiciones se han visto en Colette, París. Su estética es la más pop de los Beautiful Losers, con mensajes irónicos y optimistas como “The sun does not know it is a star”. Su primer trabajo para Nike fue sin duda uno de los más originales, una Vandal con dos capas; la exterior puede y debe rasgarse a voluntad para mostrar la segunda. Su actual Blazers SB es sin duda su obra más clásica pero su apuesta más arriesgada fue una colección de 24 pares de Nike SB Dunk.

nike-blaze-geoff-mcfetridge-1

Kaws comenzó interviniendo sobre carteles para convertirse en uno de los artistas más identificables. Sus comienzos trabajando para Disney pueden, para algunos, reconocerse en sus archiconocidos Toys y en su marca Original Fake. Su impactante mercadotecnia se ha ganado la indignación de otros colegas como Mike Mills, aunque parece decidido a seguir colaborando con Burton, A Bathing Ape, Vans y Nike. Sus Air Max 90 Current acabaron de una vez por todas con los detractores de los híbridos.

tumblr_nuvtzsykfN1qe0gs3o1_1280

Todd James (Reas) ya estaba a principios de los 80 pintando en las calles. En 1992 diseñaba para Beastie Boys y a partir de ahí Mobb Deep, The Source, Stussy, Vans, Nike (The Running Man Collection) y hace poco el mismo Pharrell Williams le pidió que customizara unas adidas Superstar para su proyecto Supershell.

Todd James REAS superstar 393807

Shepard Fairey es el nombre real de Obey, el más político y prolífico de los Beautiful Losers. Siendo estudiante, empapeló ciudades con la imagen de André el Gigante, un antiguo luchador que algunos recordarán por su aparición en películas de James Bond. La vertiente más crítica llegó con el refinamiento del estilo y la aparición de Lenin, el Subcomandante Marcos o finalmente Obama, para quien ha creado toda una serie. Una de las pocas ocasiones en las que se ha escapado de su propia marca es para crear un Muhammad Ali para adidas. Su lado más solidario lo mostró en una colaboración a tres bandas con Nike y Lance Armstrong.

Shepard-Fairey-on-La-Brea-23

Phil Frost es un artista neoyorquino sin problemas a la hora de usar materiales; desde ruedas de bicicletas a antiguos vinilos o maderas recicladas. Cuando creó unas zapatillas siguió con su estilo para DC.

$_35

Mike Mills, diseñador gráfico reconvertido en cineasta. Antes de sorprender con Thumbsucker ya había realizado el documental “Hair Shoes Love and Honesty” que más allá del título, nada tenía que ver con las zapatillas. Más tarde realizó anuncios para Nike shox y adidas y vídeos o diseños para Sonic Youth, Air, Pulp, Cibo Matto o Beastie Boys, los 4.40 minutos que dura el vídeo de “All I Need”, de Air, resumen para muchos el sentimiento de Beautiful Loser.

Tobin Yelland trabajó como director de fotografía para Spike Jonze y Larry Clark, él mismo cuenta cómo su vida cambió el día que llegó a clase con unas Vans Slip On de cuadros. Con 14 años publicaba fotos en Thrasher y con 15 vendía sus fotos para anuncios.

Mark Gonzales es, quizás, uno de los más relacionados con las marcas. Desde sus primeras portadas como skater a mediados de los 80 se ha convertido en un reconocido e incomprendido artista patrocinado por adidas, a quien la marca eligió como bandera en su entrada en el mundo del skate y con quien tiene su propia línea. El hombre que cambió el modo de patinar también cambió el modo de entender el mundo del skate, acercándose al arte.

1 comment

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.