¿Que calzaban? Sergiy Bubka

El hombre que podía volar. No hay mejor carta de presentación para este ucraniano que dominó su especialidad con mano de hierro durante finales de los 80 y principios de los 90. Sin duda uno de los artífices de mi afición por los concursos de saltos en todas sus modalidades en una época dorada de los mismos con figuras rutilantes como Lewis, Powelly Pedrosoen longitud, Edwardsen triple salto o Sotomayoren altura. Bubkay este elenco de estrellas consiguieron desviar la atención del tartán y las pruebas de velocidad y media y larga distancia.

 

Coleccionista de títulos de campeón del mundo (6) y récords en su especialidad (35), quizá el único borrón en su historial fueron los Juegos Olímpicosen los que “solo” se pudo llevar el oro en Seúl 88.Le tocó competir en la época en la que las marcas empezaron a explotar la imagen de los deportistas y fue uno de los iconos de Nikeen los 90tanto compitiendo bajo la enseña de Nike Internationalcomo en campañas comerciales. Tal era la popularidad del saltador que incluso compartió anuncios con “His Airness” Michael Jordancuya marca bajo el manto Nikeera ya todo un éxito abrumador.

 

 

En plena transformación de la tecnología Air Maxmientras, por ejemplo, Charles Barkleyera la imagen para las Nike Air Force Max, Bubkalo era para las Nike Air Trainer Max. Curiosamente, ambas forman parte de mis pares favoritos de aquella época. La Air Trainer Maxincorporaba una cámara de aire totalmente visible similar a la de la Air Max 93con la que compartía también el distintivo AIR MAXen la lengüeta. Tenía un diseño mucho más austero que el habitual en la línea Trainerque en mi opinión era lo que las hacía tan atractivas.  

En un spot de Niketitulado “The Magic Shoe” ironiza con su fracaso en Barcelona 92a causa de que alguien le robó sus Nike Air TrainerMaxy que una vez recuperadas su éxito en Atlanta 96estaba asegurado. No fue un anuncio muy premonitorio…

También fue un pionero a la hora de sacarle rentabilidad a su talento. Salvo al principio de su carrera, Bubkano tenía rival así que su principal objetivo era batirse a sí mismo. Nikese percató de ello y le propuso un sistema de incentivos por batir su propio récord mundial por lo que Bubkamuy inteligentemente iba subiendo la altura centímetro a centímetro y a la vez que agrandaba su leyenda también aumentaban los dígitos de su cuenta corriente. ¿Habría llegado más alto sin estos incentivos? Posiblemente, pero nunca lo sabremos. De hecho, su último récord al aire libre todavía está vigente así que si hubiera arriesgado un poco más… 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.